Consejos para instalar mantener en buen estado tu valla metálica

Consejos para instalar y mantener una valla metálica

Los cerramientos y vallas metálicas son una excelente opción para garantizar la seguridad y privacidad de tu propiedad. No obstante, gran parte de su duración depende en gran medida de una instalación adecuada y un mantenimiento regular. Por eso, a continuación te proporcionaremos consejos valiosos sobre cómo instalar y mantener valla metálica en buen estado.

Recuerda planificar de antemano la instalación valla metálica

Hemos hablado con anterioridad de la importancia de planificar tus proyectos de cerramientos. Y siempre lo enfatizamos porque es necesario que conozcas la condición del vallado, los metros lineales, el tipo de valla metálica adecuada para el lugar y tus necesidades, además de establecer presupuesto y tiempo de obra.

Como ves, la planificación va mucho más allá de determinar la zona adecuada para instalar tu valla. Implica también calcular la cantidad exacta de materiales, asegurarse que el terreno esté nivelado y libre de obstrucciones, garantizar condiciones de seguridad y control durante el proceso de montaje, etc.

Instalación profesional de valla hércules

Al instalar valla metálica, elige un profesional

Contratar a profesionales con experiencia en la instalación de vallas metálicas es el primer paso seguro. Un instalador profesional conoce todos los materiales, manipula con seguridad las herramientas y tiene las habilidades necesarias para asegurarse de que todo se haga correctamente desde el principio.

La instalación profesional garantiza que ante cualquier problema que surja, obtendrás una solución. Al final, tu valla estará perfectamente montada, nivelada y anclada al suelo. Lo que a largo plazo hace que tu vallado metálico sea más resistente a las inclemencias del tiempo y a posibles intentos de intrusión.

Haz mantenimiento regular para una valla en perfecto estado

Una vez que tengas tu valla metálica instalada, el mantenimiento regular es clave para asegurarte de que continúe funcionando correctamente y luzca como nueva. Y no, no es necesario que limpies tu vallado a diario. Bastará con revisar al menos una vez al año para asegurarte de que se mantiene en buen estado y que no hay señales de desgaste u oxidación.

Algunas acciones que puedes llevar a cabo para mantener tu valla metálica son:

  • Limpiar periódicamente: elimina la suciedad, el polvo y la acumulación de óxido. Usa un cepillo de cerdas suaves o un trapo, humedecido en agua con un jabón suave. No uses nunca ningún agente químico que pueda dañar el acabado de la valla.
  • Inspeccionar de óxido y daños: de vez en cuando mira en detalle las partes de tu cercado para detectar áreas oxidadas o dañadas. Si observas algún desperfecto, trátalas de inmediato para evitar que el problema empeore.
  • Repintar: Si la pintura de tu valla metálica comienza a desgastarse, lo mejor será repintarla. Para ello, lija las áreas afectadas y aplica una nueva capa de pintura anticorrosiva para prolongar su vida útil.
  • Recortar vegetación cercana: Mantén la vegetación cercana recortada para evitar que se acumule en exceso, así como también que el contacto con agentes atmosféricos ocasione daños en la base de tu valla metálica.
Pintar malla para su mantenimiento

Instalar y mantener tu valla metálica en buen estado es relativamente fácil de llevar a cabo. Al seguir los consejos que te hemos dado aquí, puedes garantizar que tu cerca se mantenga en su lugar con firmeza durante muchos años, asegurando la seguridad y privacidad de tu propiedad.

Y si quieres comprar todos los materiales para tu próximo vallado, con garantía de calidad al mejor precio, contáctanos y solicita un presupuesto sin compromiso.

Ir arriba